El precio del prestigio y las marcas de lujo

Las personas están dispuestas a pagar más por productos que simbolizan sus intereses personales y la posición social que quieren exhibir, y que dotan de experiencias exclusivas.

Aunque los consumidores de hoy tienen más poder adquisitivo que nunca, observamos una gran presión por disminuir los costos para ellos y aumentar los proveedores de servicios y los productos de bajo costo. Sin embargo, de manera simultánea, nos encontramos con consumidores con más aspiraciones y dispuestos a gastar dinero en lo que los hagan sentir bien y en lo que los acerquen más a lo que quieren ser.

El concepto de lujo es cambiante. Refleja aspectos de los contextos de los tiempos y de las culturas, y cada vez está más orientado a aumentar las experiencias. A diferencia de la época de la realeza y la de los nobles europeos, el mercadeo del lujo actualmente se hace de forma masiva y no está reservado solamente para las élites sociales y económicas. Lea más (dinero.com)