Un nombre común no puede ser utilizado como marca o nombre comercial, a no ser que lo acompañen elementos que le otorguen distintividad

La Sección Primera del Consejo de Estado concluye que si un nombre común además es una palabra de “uso común” en una clase determinada no puede ser utilizado, depositado o registrado como marca o nombre comercial, a no ser que lo acompañen elementos que le otorguen distintividad. En el caso concreto se determinó que la marca cuestionada, “Valderrama”, es similar a los signos previamente registrados por el futbolista colombiano “Carlos Valderrama” y “Pibe Valderrama”, al reproducir el mismo apellido “Valderrama”, contenido en estas marcas sin encontrarse acompañado de otro elemento que contribuya a diferenciarlo de los signos previamente inscritos.  >Ver sentencia